Defensoría del Pueblo

La Defensoría es un organismo descentralizado, unipersonal e independiente con autonomía funcional y autárquica financiera que no recibe instrucciones de ninguna índole, con facultades de control extra poder.

La función del Defensor del Pueblo es proteger los derechos fundamentales del individuo y los intereses difusos o colectivos de la comunidad contra actos irregulares, arbitrarios, ilegítimos, discriminatorios o negligentes de los funcionarios de la Administración Pública.

Sin perjuicio de presentar la denuncia de hechos delictuales, el Defensor del Pueblo efectúa recomendaciones a los funcionarios, propone la modificación de normas legales, realiza críticas y amonestaciones y hace pública su labor a través de informes.

Ejerce la defensa del individuo y de la comunidad tanto en el plano de los derechos fundamentales, derechos económicos (protección del consumidor) como en los intereses difusos.

TRÁMITES / Organización del Estado

Ver más >