Cultura / Programas y Ciclos Culturales /

La Orden de la Bicicleta

A veces suena en los antiguos barrios el sonido del afilador, la bocina del que compraba muebles, chatarras y toda cosa acumulada en la casa, el timbre del cartero, la sorpresa extraordinaria del churrero, donde jugábamos por la cantidad de cucuruchos.

Era un tiempo de glicinas y camioncitos con verduras en las esquinas, de escribir cartas a mano y jugar en la vereda, la plaza o el potrero.

Era un tiempo de bicicletas en veranos hacia un pedacito de agua y de tirarse al sol o al cielo sin reloj y sin peligro. Era un tiempo para abrazar la infancia con pasión y en que los mayores se agrupaban en instituciones y vecinales, para soñar y hacer crecer su barrio.

¿Qué es La Orden de la Bicicleta, Cultura sobre ruedas?

El Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia lleva adelante desde el 2014 el Programa Provincial La Orden de la Bicicleta. Cultura sobre Ruedas, que llega a las esquinas y las calles, a los campitos, rotondas, plazas, a las instituciones vecinales, para compartir nuevos y viejos oficios para conocernos y estrechar manos, besos y palabras, y sobre todo para crear y jugar con mucha imaginación. Y mientras construimos y nos relacionamos vamos creando un movimiento de gente que ame las bicicletas para hacer cultura en cualquier parte, mientras el viento nos da en la cara y crecen los tesoros que hacemos con retazos de imaginación y técnicas de las abuelas, de los más jóvenes. El pasado y el futuro no son verdad. Sobre ruedas es un puro presente.

La Orden de la Bicicleta, ha construido bicicletas que llevan propuestas culturales para toda la familia, ya ha visitado 14 barrios de la ciudad de Santa Fe, y también se ha presentado en Santo Tomé y Funes, convocando a miles de familias que se han apropiado de esta iniciativa, aportando desde sus lugares al crecimiento y trabajo diario.

Al modo de los antiguos oficios, pero también a la manera de las nuevas formas de convivencia urbana, los ciclistas de la cultura llevan cartas y textos de todo tipo para escribir; y otros libros y cuentos y muchas historias para inventar; un bicicletero arregla bicicletas, gomas pinchadas y es capaz de armar una nueva que funcione con partes olvidadas que perdieron su destino; hay una bicicleta dedicada a las telas, las lanas y todos los objetos que podamos coser y bordar jugando y antes de salir a jugar; mientras otro vehículo construye barrios con historias y barriletes para volar alto.

En estas fiestas del encuentro también se rendirá homenaje a las instituciones y personas que trabajan por la cultura y por sus barrios desde diferentes lugares y disciplinas, pensando en el prójimo y soñando un lugar mejor para vivir.

Y luego las bicicletas se estacionarán en distintos días juntas , en distintas calles e instituciones y seguirán su tarea, sin olvidar que cada barrio merece su fiesta y hay muchas bicicletas que se sumarán a las nuestras. Inventar y moverse es la consigna. Pedalear nuestra vida e ir al encuentro de los demás.

Hacer mejores barrios, mejores ciudades, abrir asombros para descubrir misterios, poesía, afecto y solidaridad.

Una acción dentro del Plan ABRE

Este espacio de encuentro y convivencia; se enmarca en el Plan ABRE. Aquel movimiento que dio marcha el gobierno de la provincia para que todos aquellos que así lo decidieran puedan formar parte de un nuevo espíritu de respeto. Respeto no solo de aquellos que viven en el barrio, sino de todos aquellos que vivimos en el territorio santafecino.

El Plan ABRE es un proyecto integral, intersectorial e intergubernamental, del que todos somos parte. Aquellos que piensen que un lazo cura una herida y que la unión hace al vivir. Más allá de que el plan contemple modificaciones y creaciones edilicias, lo que motiva a esto no es el levantar una construcción, sino a todo lo que puede acontecer en ella. Un abrazo, un apretón de manos, un saludos, un adiós y porque no un amigo. Eso es lo que importa y lo que moviliza. Juntos abrimos lazos de convivencia, porque juntos los santafecinos, somos ABRE.