Salud / IAPOS / Campaña "Hablemos de la depresión" - OMS /

Vivir con alguien que padece depresión

Vivir con alguien que padece depresión puede ser difícil. A continuación se ofrecen consejos sobre lo que puede hacer para ayudar a la persona con depresión que vive con usted y, al mismo tiempo, cuidar de sí mismo.

Lo que debe saber:

  • La depresión es una enfermedad y no un signo de pusilanimidad.
  • La depresión se puede tratar. La duración de la enfermedad y la elección del tratamiento más idóneo para tratarla dependen de su gravedad.
  • El apoyo de cuidadores, amigos y familiares facilita la curación de la depresión. Hay que dar prueba de paciencia y perseverancia, ya que la recuperación puede llevar tiempo.
  • El estrés puede empeorar la depresión.

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

  • Dígale claramente que quiere ayudarla, escucharla sin juzgarla y apoyarla.
  • Recabe más información sobre la depresión.
  • Anímela a solicitar ayuda profesional cuando sea posible. Ofrézcase a acompañarla a las citas médicas.
  • Si a dicha persona le prescriben medicación, ayúdela a tomarla de la forma prescrita. Tenga paciencia; la persona con depresión suele tardar algunas semanas en sentirse bien.
  • Ayúdela con las tareas cotidianas y a seguir pautas regulares de alimentación y sueño.
  • Anímela a hacer deporte regularmente y a participar en actividades sociales.
  • Anímela a centrarse en las cosas positivas y no en las negativas.
  • Si dicha persona piensa en hacerse daño a sí misma o ya se ha autolesionado intencionalmente, no la deje sola. Pida ayuda adicional a los servicios de emergencia o a un profesional sanitario. Entretanto, quite del alcance de dicha persona cosas tales como medicamentos, objetos afilados y armas de fuego.
  • Cuídese también usted. Procure buscar formas de relajarse y siga haciendo las cosas que le gustan.

Recuerde: si vive con una persona que padece depresión, puede ayudarla a curarse, pero también tiene que cuidarse usted.