Políticas culturales

La cultura ha sido nombrada de muchos modos: como todo lo que el hombre hace, como la forma en que las comunidades dan sentido a sus vidas en el tiempo y el espacio o la marca de sentido que suponen los múltiples lenguajes, los valores, procedimientos para asignar significación, formas de mirar y percibir, aprendizaje y transmisión de los sistemas de representación y simbolización en un contexto existencial, un territorio y una comunidad.

Las Políticas Culturales necesitan nuevas relaciones con la “cultura política” y “la cultura del trabajo” y resignificar las jerarquías entre educación - cultura y comunicación. Es preciso recuperar para la Cultura el derecho a lo simbólico (las palabras, los sonidos, las formas, las ideas, las convenciones y representaciones) que son un patrimonio intangible sin el cual será imposible un proyecto de Nación.

La Cultura, es, en definitiva un derecho esencial de cada argentino. Debemos interpretar los bienes culturales del modo que hemos adelantado: como hacer, símbolo y aprendizaje.

El Ministerio de Innovación y Cultura del Gobierno de Santa Fe, creado por la Ley de Ministerios en diciembre de 2008 sostiene y desarrolla, para sus Políticas Públicas, estos conceptos y marcos teóricos, con la misión de brindar acceso igualitario e irrestricto de los bienes culturales a todos los ciudadanos.

Cultura y construcción de sentido

Cultura como dispositivo de inclusión social

Cultura y espacio público

Cultura como construcción de la memoria, identidad y reivindicación de la historia argentina

La Cultura como el lugar de la diversidad y dispositivo que abraza los derechos humanos

La Cultura como comunicación

La Cultura como capacitación, fomento y creación de espacios para el trabajo

La Cultura como un lugar de transmisión

La Cultura como distribución del afecto en el territorio

La Cultura como creación colectiva del pueblo argentino